Header Ads

Poema Basamento por Daniel Rojas Pachas.


VII

Basamento

“He visto un lugar remotísimo habitado por elefantes regios”

R. Arenas.


cerdos puercos siempre amigables extasiados hermanos en la orgía de bellos ascendentes visionarias glorias porcinas delicadas con pequeños toques de pezuñas embarradas delirantes deslizando su rica grasa por el rostrocintura de efebos marchitos y damitas de piel podrida cuanto divierte someter a las bestias de la noche en la cuadratura escéptica y pintar a bofetadas de miel la carita de esos pobres muchachitos orgullosos jugando en los tableros del frenesí sosegado aunque no lo sepan todavía y al mover sus tripas extasiados aunque crean realmente moverse y ser grandes genios como esas chiquillas perdidas con sabor a cítrico asilo del alma sus movimientos no se quedan atrás y más perdidas que entre las garras de papí en las calles se anexan a estos dedos multiformes con miles de caras a elección como un apéndice de mugre obsesiva negrura del cielo devorado a mil mientras la radio no para de repetir ggjjjgjkgkgjgkgjkgjjgkgjkgjgkjgkjg y ellas lloran en un rincón olvidable supuesto y la mafia grosera pudibunda de vez en cuando nos sorprende a todos con un mártir algún conductor de taxi o pornógrafo redimido la intelectualidad es el mal más delicioso en este canto que nadie escucha que nadie debería pretender escuchar y menos entender lo puedo ver en sus ingenuos e ingentes rostros buscando un sentido a una práctica tan antigua como la prostitución de las palabras que nos llevan a todos cuesta abajo y arriba y abajo y arriba y por un lado u otro desconocidos todos cabalgando cuesta abajo y arriba y abajo y arriba y por un lado como sacos de mierda directo al fondo de los placeres redimidos y al empezar a prometer nuevas maneras de no entender al hacer un tour de infamia por las calles en que se reparte leche y pelotas de plástico barato yo fui mordido por canallas y fui el dolor de este país que con cueva es un paisaje con nombres a escoger del tacho de la historia continua como un dodecaedro misterioso e impronunciable pero luego más cochina que los ribetes de su boca y la colección de ets que estamos vendiendo en cada beso mejor vamos a la última cena que tendremos saca esas toneladas de aluminio para devorar desde el dedito izquierdo hasta la cabeza del reino callampero el falo de todos los días con cada comensal de hierro roído por los caninos como misiles de un almacén allí un chino tuerto va etiquetando cada nueva punta de fuego como si fuera queso gruyere del supernucléico orden de todos los santos arrobados en la digital matanza que ya nos tiene el culo cuadrado de tanta noticia y sátira a la verdad mejor vestida que esos desnutridos amantes que siguen bailando pesados y pasados allí en la pantalla redonda de líquidos robados de no se que roca universal y mis calcinados bostezos que ya no son míos por que fueron educados al nacer en los bostezos de profesionales del sueño y a mi me mordió un perro llamado desenfreno rompiendo el iceberg invertido que todos llaman fábrica de progreso y generosidad con indiferente recelo y gracioso devorar de oxigeno arrojado desde el más allá vanguardia boom en un infinito coqueteo con los reyes de cuatro pedos enlutados en cada utopíamachetera a la moda lista a dignificar al hombre luchador con nuevos trabajos para la mesmedula creativa con sensación de esa gastadita proclama que para todos tiene un significado distinto: igualdad.


Del poemario Gramma. Editorial Cinosargo 2009.



No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.