Header Ads

Semblanzas Profundas: Nelson Gómez León.



nelson


Nelson Gómez de fuerte carácter, visión amplia y verdad manifiesta, vislumbra al escritor, sin límites espaciales, raíces que coarten el espíritu creativo o musas que hagan la labor de ese solitario, que lucha día a día ante el papel.


Esta semana, en semblanzas profundas queremos detenernos, en la trayectoria de un destacado escritor, que afincado en la región y con proyección nacional e internacional, premios en distintos concursos, mención honrosa en el "Escilda Greve", auspiciado por la revista "Ruta Artística". Acreedor en 1995 al tercer lugar en el "Concurso de Cuentos para Escritores de la Primera a la Cuarta Región", organizado por la Universidad Católica de Antofagasta. Ganador en el 97 del tercer lugar del Concurso de Cuentos "Juan Rulfo", organizado por la Radio Cultura de México DF. Ese mismo año, se le otorga el segundo lugar en el Concurso "Historias y Cuentos del Mundo Rural", auspiciado por el Ministerio de Agricultura y en 1999 y 2000, es reconocido en el mismo Concurso dedicado al Mundo Rural.

Tareas y logros que lo han llevado a participar en Recitales, Encuentros y Congresos de Escritores a lo largo de Chile, compartiendo conocimiento en talleres impartidos por Anita María del Río, Antonio Skármeta y Poli Délano, para ser además invitado a compartir su obra y Exposición de Narrativa Ilustrada a Puebla, México, cortesía de la Universidad Hispano Mexicana y el Taller Literario "Teorema".

Arduo quehacer literario que Gómez León, ha desarrollado no sólo tras el papel y como autor, sino al frente de la gestión cultural, vinculando la zona y sus escritores, a la capital y otras ciudades de nuestra larga franja. Su labor en la SECH filial Arica, la cual realiza desde hace años de manera constante y comprometida al lado de su esposa y poeta, la Profesora Iris Fernández Ángel, incluye también teatro, en virtud de su formación actoral y experiencia como director, educado en la Universidad de Chile. Fotografía y Tallado en Madera, otro lado del arte, que él señala como experiencias necesarias para afinar su apreciación estética de la realidad, auto contemplación y visión crítica del comportamiento humano.

En la Radio Nacional de Arica, realizó un programa llamado "Conversando en familia" talleres literarios, concursos como promotor y jurado, antologías "Tres Esperando la Lluvia" "Ráfagas Literarias" "Hacia Un Norte", Siete voces de Arica y "Cuentos chilenos para Niños" y desde luego, su colaboración en revistas como El Papiro, La Cazuela del escritor y actor Gastón Herrera y Raima, la cual editó a fines de los ochenta y principios de los noventa, todo ello, lo une fuertemente a la historia y presencia, de las letras Ariqueñas y nacionales.

Nelson Gómez, que declara haberse incorporado de forma tardía al mundo literario más no por eso, de forma menos trascendente, ha conseguido el reconocimiento de sus pares y la crítica, dedicando su pluma, a cultivar la prosa breve. En 1990 presenta su libro de cuentos "Cuentos y Otras Hierbas" en el 91, “Ideas Sobre el Cuento" y "Caja de Cuentos” en el 92 publica "El Buscador" y en 1993 junto a su Exposición de Narrativa Ilustrada, entrega el libro "Kuentomancias y Mentíforas” entre muchos más de su producción. En el último tiempo, en una exploración minimalista y de economía del lenguaje, sin desperfilar la búsqueda del sentido, ha trabajado el microcuento sin desmerecer claro, ciertas incursiones dentro de la novela, aunque él se reconoce corredor de cien metros y no de maratones.

Nelson Gómez de fuerte carácter, visión amplia y verdad manifiesta vislumbra el trabajo del escritor sin límites espaciales y raíces que coarten el espíritu creativo, de manera que su obra pueda extenderse a las inquietudes y tiempos, que su necesidad de fabular tengan y no el utilitarismo inmediato que una ideología o discurso le imponga, de la misma forma, no apela a musas mágicas o inspiraciones divinas que hagan mas fácil y cómoda, la labor plena de ese solitario que lucha día a día, por diseñar nuevos mundos, desde lo más intimo y doloroso pero con gratificantes resultados, al ver plasmado en una voz singular, la gesta que lo separa de los meros consumidores y redundantes, de una palabra que no pueden asir.

En su trabajo apreciamos también una musicalidad y dominio del lenguaje que le permite crear formas interesantes metáforas del proceder humano, sus debilidades, pasiones y anhelos. Letra cargada muchas veces de ironía, humor negro y giros de tuerca que sorprenden al lector pero que no le mienten, pues lo guían de forma amena y lucida, a una dimensión abierta en que destinatario y autor, llevan a cabo un nutrido diálogo que propicia cambios de ánimo y perspectivas de mundo, en virtud, de un acuerdo tácito, gestado en la belleza de la obra.

Autor: Daniel Rojas Pachas.

Muestra de la obra de Nelson Gómez

EN UN BOSQUE DE ROBLES, CANELOS Y COPIHUES

Si no estuviera muerto, añoraría los prodigiosos bosques sureños y a la india Juni, que malditamente sola me parió sobre la húmeda hojarasca, asistida por frondosos robles, canelos y copihues. Ante mis primeros bramidos se asomaron varios nubarrones curiosos, la savia vegetal apuró su latir y el sol se hizo el sordo.

Natural como el aire, nací huacho y con apodo: “la cría del afuerino”. Cuando murió la Juni, yo era un niño de seis años, solo y desamparado; no me quedó otra que trabajar de mandadero, y así pasé por casi todas las casas de Tirúa; hasta que, una mañana, aburrido del hambre huí a Temuco en busca de mejores pagos y “claro que los encontré”. Allegándome a la casa de los Millanao, esa misma tarde me invitaron a una marcha de recuperación de nuestras tierras.

Salí dispuesto a luchar por la dignidad de mi pueblo y, de tres lumazos me quebraron un brazo; los policías me dispararon tres, seis ocho veces; arrastrándome llegué a la cumbre del Ñielol y me abracé al rehue. Rompiendo los cielos apareció la Juni montada en el Puelche y alzándome con ternura, y pesar, me devolvió al lugar que guarda mi placenta. Me acurruqué en la hojarasca...

¡Ay, si no estuviera muerto!.


Microcuentos.

DEL TIEMPO A TRES VOCES

Antes de morir, papá me regaló su reloj. Pasaron los años, y ahora mi hijo ve la hora de su abuelo.

CRITICO DE FE

Después que Moisés recibió las Tablas de la Ley, Aarón descubrió varias faltas de ortografía y guardó un respetuoso silencio.

JUGANDO CON FUEGO

Candorosa y juguetona Rosalba se adentró en la guarida del Mandinga. A las horas, sale despeinada y sólo es Rosa.

POR AMBOS LADOS

Varios perdigones desgajaron del cielo al cormorán, que en picada y herido de muerte se incrustó en el pecho del cazador.





No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.