Header Ads

Zaherir.


Y con aire moribundo,
los tímpanos de tu carne-ser
y servil carnívoro,
sorben la sagacidad tierna,
la morena piedad
y el púlpito cordillerano,
tantas veces mentado,
goliardo en gargantuas
refriegas,
alza pestañas que creímos muertas.
Seis metros,
bajo la llaga continental,
amparados epónimos y vástagos,
consumen el pasado en gloria,
piel
y en un trono invertido,
rompiendo el núcleo del planeta,
las consagraciones sanguijuelas,
supuran mi luna en desamparo.
Canto a dioses de carbón
y ensalitrados pasos,
de nuestra conjunta y antes
Rosa-liento;
desciende a dentadas
la minus-válida,
dar en diagonal
y cada guarecer de escapularios,
proclive al sueño,
herido por la mental guadaña,
empuja y revierte,
hombre-mujer,
cava y roe,
volviendo a desgajar,
el cemento
Con-ciencia.


No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.