Header Ads

Sobre Ichus Negro (Cascahuesos 2014) de Osman Alzawihiri.


Sobre Ichus Negro (Cascahuesos 2014) de Osman Alzawihiri.

Ante todo quiero agradecer a José Cordova, a quien conozco desde hace años, por la invitación a presentar el libro de Osman, gracias por la confianza depositada, pues esta ha posibilitado que en el marco de Enero en la palabra, en esta bella ciudad, los acompañe en el lanzamiento de este nuevo título de Cascahuesos, Ichus Negro.

Sólo me queda felicitar a Osman por su poética y este nuevo libro.



La lectura de Ichus Negro me ha llevado a conocer la obra del autor, profundizar en esta y con ella acercarme a una serie de nuevas voces del sur del Perú, las cuales no me son ajenas como lector y de las que ya tenía noticias producto de la cercanía natural del norte de Chile con Tacna, Arequipa, Puno y en estos tránsitos por el tripartito, también la poesía de Bolivia.
En mi caso particular está el vínculo familiar con Juli y Desaguadero. Valga la pena la mención.

Tras terminar la lectura de Ichus Negro, me encontré con una cita de Darwin Bedoya respecto de un libro anterior de Osman, "Sudario 2981" que dice "El lenguaje reconstruye el mundo y el pensamiento se hace sensorial en estos poemas nacidos de la lejura y llovidos desde algún sitio del silencio". De algún modo, este párrafo me permite introducir un texto a manera de diálogo con la obra que presentamos.

En los 3 cuerpos que componen el libro, tal como señala Bedoya, podemos observar poéticamente como la lluvia, el paisaje compuesto principalmente por una inmensa variedad de plantas y flores, el molle, agave, capulí entre otros enunciados a la par de la yesca y la constante remisión a materiales secos, al borde de la extinción, tentando constantemente al fuego, generan un abanico de colores y aromas que edifican la construcción de un mundo sincrético en que la naturaleza se hibrida en un imaginario mágico, tal como lo expresa de manera ideal el título que abre el poemario, al hablarnos de una masa de nubes que son más bien un amasijo de hojas que llueven ichu en forma de ceniza, naturaleza desbocada, luto y cierto tono apocalíptico plagado de belleza, una belleza en constante ruina, debacle, volveré sobre este tópico más adelante, lo que me interesa resaltar en este punto, es la riqueza polífonica del texto y su lengua a través de un proceso poético por el cual el sujeto va conformando un discurso descentrado, heterogéneo, múltiple, que enuncia y traduce una biculturalidad con elementos antagónicos que no se resuelven, sino que evidencian la tensión no zanjada, la "totalidad contradictoria", las experiencias "dispersas, quebradizas, inestables y heteróclitas"

El poeta dice:



Lo cual me remite a lo que el investigador Iván Carrasco señala como "enunciación sincrética": "La enunciación de los textos de doble codificación es el resultado de la mezcla de categorías y elementos etnoculturales incorporados en la instancia de emisión y recepción. El hablante de estos textos, asume el saber de su grupo étnico, pero también el de aquel con el que se conecta o sobre el que habla.  Resulta evidente que el destinatario de un texto en doble código es, lógicamente, también doble, debido al uso de códigos lingüísticos diferentes" 

Por tanto, lo que me resulta atrayente de Ichus Negro, es su capacidad natural de articular una multiplicidad de voces, imágenes, tradición, oralidad y elementos coloquiales, escrituras que el poeta reescribe, describe, glosa y actualiza, provocando contrapuntos y registros, sin perder el ritmo y la gesta de una atmósfera que nos envuelve como lectores, se trata de una lengua desatada, memoria y arquitectura testimonial que nos introyecta y transporta al punto de origen, por tanto, me parece reconocer tras la fuerza y vigor presentes en cada poema de Ichus Negro, no un espíritu sublevante que interrogue a la hegemonía del centro, sino como plantea Julio Noriega, un hablar desde un universo escindido, para reincorporarnos al espacio sacralizado del origen en un viaje imaginario a través de la lengua y de la memoria, y desde un "discurso mítico" vamos de la despedida a la reconquista y del desarraigo al retorno mítico. Por eso el poeta dice

y aunque muchos de los poemas están cargados de una oscuridad palpable, el imaginario es fértil y entrañable entre osarios, sangre y olvido.

Daniel Rojas Pachas
Cuzco 2014 – Festival de Poesía Enero en la Palabra




Con la tecnología de Blogger.