Header Ads

Nuevas Voces dentro de la Literatura Ariqueña [Columna en La Estrella de Arica]


Nuevas Voces dentro de la Literatura Ariqueña.

Daniel Rojas Pachas

Puede atribuirse al crecimiento de la industria editorial debido al trabajo de Cinosargo y la Liga Ediciones, a la interconectividad que permite a un autor dar a conocer su obra más allá de los límites de la ciudad que habita o la consciencia de que Arica no es el final de Chile sino la puerta que nos conecta con el resto del continente, lo claro es que en los últimos cinco años hemos podido apreciar la madurez de creadores que han ido cristalizando su trabajo literario a través de publicaciones, premios, invitaciones a Ferias del libro y Festivales Literarios con su respectiva aparición en antologías nacionales y extranjeras. Hay que destacar que hablamos mayormente de autores sub 30 con estilos disímiles, lo que no permite encasillarlos dentro de determinada tradición local y lo más importante, su opción de promover el trabajo artístico desde el norte. Se trata de una lógica que supera la razón dominante que pesaba a sus predecesores obligándolos a tener que trasladarse a Santiago u otra gran ciudad para madurar su proyecto escritural.

Dentro de la narrativa podemos referirnos a Pablo Espinoza Bardi y Josmar Conde. El primero ha publicado a la fecha cinco libros, colecciones de cuentos ligadas al terror tanto fantástico como a la figura del asesino en serie. La narrativa de Bardi es visual,  dinámica y responde a claves del terror ligadas al gore y las cintas clase B del género y si bien la influencia y tributo a maestros como Lovecraft está presente, su trabajo es versátil y se instala a nivel nacional como las pocas propuestas sustentables que trabajan esta línea de la fantasía. Por su parte, Josmar Conde a través de su libro Desborde indaga a través de varios relatos extensos la intimidad y la vida urbana de una generación desasida y apática en que los detalles más superficiales y cotidianos gobiernan sus relaciones, Josmar en su libro toma el pulso a sujetos  encerrados en su microcosmos, seres ambiguos y ambivalentes alejados de toda épica o gran historia. El autor logra crear atmósferas de encierro e individualidad que permiten situar sus textos universalmente.

En poesía, el trabajo de Renato Contreras D, propone un híbrido textual en que poesía y prosa se amalgaman para fabular en torno al videojuego y la cultura gamer, en clave paródica Continue? es un carpetazo nostálgico pero a la vez ácido con respecto al crecimiento al alero de personajes como Mega Man, Link, la compañía Rareware y la supervivencia en los arcades y las cabinas de arriendo de play con los típicos maleteros, los jugadores de Winning Eleven y toda la fauna. Otro poeta nacido en los noventa es Daniel Olcay Jeneral, su obra Asfalto_ es un texto en que priman códigos cibernéticos, la máquina y el hombre se fusionan como en el Neuromante de Gibson, el cyberpunk, los guiños a las distopias de Philip K Dick y una mirada instrospectiva a la tragedia Isabelina reflejada en la figura de Lady Macbeth enrarecen una poética en que desfilan vagabundos, memoria artificial, gorgonas y otros fantasmas que transitan entre lo virtual y corpóreo. En suma, estos creadores dan cuenta de que son ante todo grandes lectores, revisores de su tiempo y generadores de una bibliografía inusual que está sentando las bases de la futura literatura del norte fronterizo.

Con la tecnología de Blogger.