Header Ads

Saben qué es apestoso: Automovilistas apurados.



Saben qué es apestoso: Automovilistas apurados.


Saben qué es apestoso: El poco respeto de algunos automovilistas hacia los transeuntes...
siempre apurados... Si estás montado en un vehículo, claramente tienes un motor de tu lado, cuánto más
rápido debes llegar a donde sea... la verdad me enorgullece ser de esas personas que han elegido caminar a dónde sea que un avión o bus no los pueda llevar, sobre todo en una ciudad pequeña como la que vivo y que comienza a funcionar a las 11:00 de la mañana, ciertamente la rapidez no caracteriza a esta gente... y en una ciudad grande, si tienes metro estás al otro lado, en fin... lo más odioso es cuando te apuran con un gesto que dice -cruza pelotudo, no ves que voy apurado mierda... aveces por el ánimo de joder me detengo ante el paso de cebra y les devuelvo el gesto, sólo para ver cómo reaccionan, en otras ocasiones me tomo un largo tiempo en cruzar simulando que estoy en la portada del Abbey Road, para jugar con su paciencia, no tardan en tocar la bocina o me maldicen... lo peor es cuando estás en un cruce de varios sentidos y un chofer comienza a hacer el gesto con la cara de - ¿y vas a cruzar o no sacohueva?, el problema es que sólo ese chofer está dando la pasada, el resto sigue acelerando, pero al tipo no le importa un carajo si mueres e insiste, si no cruzas eres un imbecil, si le das la razón también, es una trampa... cada vez que salgo a hacer un trámite me pasan cosas en la calle que me recuerdan este texto:

Manejando A Través Del Infierno (Bukowski)


La gente está exhausta, infeliz y frustrada, la gente es
amarga y vengativa, la gente está engañada y temerosa,
la gente es iracunda y mediocre
y yo manejo entre ellos en la autopista y ellos
proyectan lo que les han dejado de sí mismos
en su manera de manejar.
algunos más odiosos, algunos más disimulados
que otros.
A algunos no les gusta que los pasen, e intentan
evitar que otros los hagan.
algunos intentan bloquear los cambios de carril.
algunos odian los autos más nuevos, más caros.
otros en esos autos odian los autos más viejos.
La autopista es un circo de emociones
chiquitas y baratas, es
la humanidad en movimiento, la mayoría
viniendo de un lugar que
odia
y yendo a otro lugar que odia todavía
más.
Las autopistas nos enseñan en qué
nos hemos convertido y
muchos de los choques y muertes son la colisión
entre seres incompletos, entre vidas penosas
y dementes.
Cuando manejo por las autopistas veo el alma de
mi ciudad y es fea, fea, fea: los vivos han
estrangulado
su corazón.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.