Header Ads

Tajo y Herejía: Necrospectiva Vol.2 de Pablo Espinoza Bardi (Texto de presentación – Arica 2011)



Tajo y Herejía: Necrospectiva Vol.2 (Cinosargo 2011) de Pablo Espinoza Bardi

Texto de presentación – Arica 2011

Herejía y Tajo son los dos conceptos que me permiten entrar con fidelidad a este libro y hacer justicia al trabajo literario que Pablo Espinoza Bardi viene desarrollando desde siempre (quizá vuelva a los conceptos más adelante… al referirme a los textos y al libro como unidad, aunque me pidieron fuera breve, por tanto puede que no retorne a ellos y sólo de algunas pistas a la pasada… en fin… quiero, ante todo detenerme en la génesis de una mente… no voy a decir “asesina”, haciendo alusión al texto homónimo de Bardi (presente en Necro I)… sino a una mente de creador… ) pues Pablo, antes de que formalmente se dispusiera a escribir, antes de Lovecraft, antes de sus comienzos como aspirante a ilustrador, antes de los talleres que auspició el consejo de cultura, antes de Cinosargo, antes de Necro como saga, antes de disjecta membra, actualmente en proceso… y desde luego, antes de los viajes con que pretendemos ser beatniks escapando de un oasis de total aburrimiento (Arica)… algo que salta a la vista, es que el tipo que tengo a mi lado, escribía, y escribía a machetazo limpio escuchando metal, escuchando original soundtracks y viendo de pendejo dibujos animados con una violencia que escapa a los censores adultos, todo solapado por colores vivos y tiernos rostro del anime junto a doblajes estúpidos… es en ese punto en que la irrealidad penetra en la cabeza del escritor/artista y hace click… los productos culturales con que nos atragantamos pueden ser múltiples y atienden a la realidad de cada generación, a contextos diferentes y también gustos… cito del cuento los monstruos mecánicos de Daniel Hidalgo: Así dio con The Clash, Sex Pistols, The Ramones, Depeche Mode, The Cure, The specials y The Smiths, a quienes transformó en su única biblia sonora y confidencial. Cada caset un evangelio transcrito por estos apóstoles de lengua inglesa que eran capaces de sintetizar las mejores enseñanzas del mundo en apenas tres o cuatro minutos de canción. La guitarra vino después. (Canciones punk para señoritas autodestructivas/DasKapital 2011)

…ese conocimiento bien adquirido, durante una edad impresionable y “cómo” se suma reptando al sinsabor diario, al desencanto en la interacción con los otros miembros de la especie y lo limitado del mundo/ esa cabrona inconformidad junto a una buena cuota de imaginación, nos regalan el milkshake de desacato, rabia e ironía o como diría Faulkner, sonido y furia que se vuelven un gran texto, un cuento que sientes lo escribió alguien como tú, y no un viejo culiado pajeándose con hueas muertas… un poema que será como un life up cuando más mierdoso te sientes, y en síntesis un libro notable como el que me toca presentar esta tarde, tan provocativo y placentero para futuras mentes que podrán sumarlo a su lista de referentes al cabo de unos años -dentro de su propia creación- similar a las pelis que Bardi no debía haber visto a sus tiernos doce, pero que por fortuna le fueron permitidas por un descriteriado dueño de videoclub, gracias Bardi por permitirme ser ese descriteriado editor, cómplice en la tarea de embarrar con tripas y carne, las mentes de incautos lectores…

En lo formal… Necrospectiva Vol2 (Cinosargo 2011) de Pablo Espinoza Bardi, continua la saga de terror del autor ariqueño, pero sin encasillarse en una fórmula, mecanismo o discurso que dé estructura al género en que la taxonomía al uso pretenderá inscribirlo, es importante destacar que el libro se desenvuelve con la presencia de textos y actos de habla disímiles, recortes de prensa, poesía, principalmente re-escrituras de simbolistas y románticos europeos y viñetas corrosivas… Bardi tampoco escatima el valor del epígrafe y la cita… a estas alturas ese deseo de detonar en fragmentos el texto y plagar la propia creación con esquirlas de otras voces y medios, parece un sello de Cinosargo, por mucho que otros jugadores locales traten de copiar tales mecanismos sin mucho éxito debido a su escasa lectura…

En cuanto a la mentada herejía, ya para terminar… debemos pensar el género de terror en Chile, género de pobre tradición, sin nombres fulgurantes, y a nivel de provincia… un erial… que con suerte sólo puede rastrear esperpentos y bestiarios en la tradición oral o en las leyendas… la mesa de parinacota o la novia de azapa… en tal medida, como indica Adorno… la herejía se yergue contra esa vieja injusticia hecha a lo perecedero… por ende Bardi abre el diálogo, tensiona con temáticas y estrategias de escritura inverosímiles la prosa local y por qué no, nacional, y no tiene miedo a reformularse y buscar nuevos derroteros…

En el caso del norte… se opone a una “herencia” que por años ha pretendido, gracias a la pasividad de creadores sin vísceras, sin el valor de oponerse y reinventarse por miedo a perder lectores que al igual que estos escritores no existen, fundar un norte unívoco e inflexible… los libros de Bardi son todo lo contrario, abren un tajo en la piel de la prosa chilena y en esos surcos edifican una ruta escénica impensada hace dos o tres años, por ello no debe explicación o pleitesía más que a su propia palabra y estética del mal, que funda y refunda desmembramientos que si bien, pueden espantar a espíritus con poco estómago y de obtusa interpretación… es claro que el dolor y absurdo que nos plasma el libro, no miente y tampoco pretende competir con el absurdo y dolor diario que nos entrega Amaro Gómez con su melodioso acento… lo que se aplaude es que en lugar de cerrar los ojos y jugar a la gallinita ciega, eludiendo y maquillando la realidad, Necro II a diferencia de su abstracto y metafísico predecesor, se tira de cara al abismo, por eso como reza el dicho, todo principio colinda con un precipicio y Necro II es un principio… la creación de una mente lado B, esa a la que nadie quiere escuchar o se rehúsa a entender.

… Richard Ramírez, asesino en serie de L.A convertido en rockstar y una vez encarcelado y condenado a pena de muerte, seguido por masas de mujeres que lo querían como esposo dice al inicio de unos de los relatos de Necrospectiva Vol.2… no me entienden. Tal y como suponía, no son capaces de hacerlo. Estoy más allá del bien y del mal. Pero no es que estemos incapacitados moral o genéticamente a entender a Ramírez, es el miedo el que te paraliza… ese miedo que hace funcionar como baterías AA a una pobre crítica de juguete, la misma cagona batería que le da fuerza al chango de plástico que mueve la manivela de una trasnochada cajita con cantinelas mundonovistas que tenemos a nivel local, y que de seguro tampoco entenderá este libro, como tampoco pudo entender a Sade, a Bataille, a Nietszche, a Blanchot a Walter Benjamin y a Kafka… su tiempo pasó y fue desperdiciado… es grato al menos poder decir hoy… que el eterno retorno del escritor provinciano tiene puntos de fuga como este libro… libro que sirve de ariete ante las inmensas trabas del realismo, esos relatos hediondos que abusan de la historia inmediata, los conflictos históricos y los caudillos y desde luego la basura a puertas cerradas de la burguesía… en fin, sólo queda preguntarle al lector, con una voz a lo Harry el sucio o con tonito decrépito a lo Albert Fish “te sientes hoy con suerte”…

Daniel Rojas Pachas

Arica-Oasis del aburrimiento - 2011



No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.