Header Ads

Semblanzas Profundas: Rodolfo Herrera Tapia

nuevo-2.JPG


Altamente recomendado el escritor Rodolfo Herrera, es un universo poético a descubrir, su obra, es tributaria de un sentir trascendental el cual se sustenta en un corpus armónico, sucesión de palabras, juego delicado y rítmico.

Rodolfo Herrera Tapia, nació en Santiago en 1933, declara su abierta dedicación a la poesía, la cual nace durante la adolescencia.

Autodidacta, Herrera se ha formado a pulso a través de lo vivencial; factotum y viajero, es un lector ávido y constante cultor de la palabra. Con incursiones en el ensayo y la reflexión, su dedicación es mayor hacía la poesía, tanto en métrica como en verso libre.

Ha participado en encuentros nacionales; presentación en el salón Ercilla de la Biblioteca Nacional e internacionales, V edición del encuentro de escritores en Chañaral, año 2000, Muestra de trabajos poéticos en la universidad de San Agustín, Arequipa año 2004 y ha sido fundador del comité Mistraliano “Arica y Parinacota” filial del comité central, con asiento en Santiago. Entre sus publicaciones se cuentan los poemarios, “Enigma del Latido” y “Tributo”, este último, una elegía a la figura materna y a su rol en la forja de una tradición y férreo vinculo familiar.

Actualmente Rodolfo, reside en la ciudad de Arica, es miembro activo del colectivo Literario Rapsodas y es una voz privilegiada, que es indispensable de tener en consideración.

Portador de la deidad terrena, rama desgajada del árbol del Edén. Tu hálito hecho verbo triza el glaciar del hombre y este se abate renovado sobre sus hibernaciones (del poema: Poeta -Autor: Rodolfo Herrera Tapia)

La obra poética de Herrera Tapia, es tributaria de un sentir trascendental, conjuga una sensibilidad abierta a los miedos y anhelos humanos, la soledad, el amor, el viaje…

Quiero espiar entre tus labios el pomar de besos madurando. -La cigarra hollando el aire con tacones diminutos, extraviada en el verano, sol arriba y sol abajo con su monótono pandero por la siesta (Del poema: Siesta de Amor –Autor: Rodolfo Herrera Tapia)

…y sin embargo no reposa en lo meramente mundano o existencial, busca ir más allá en sus convicciones comunicativas, y consigue, mientras roza un hermetismo erudito, despojarse de la fatuidad y lo vano, otorgando imágenes de alta calidad en el diseño.

Pupila cósmica donde la noche entra desnuda, herida en la causa de su sombra. Punto ubicuo en que la nada empolla los exponentes de las galaxias venideras (Del poema: Espejulaciones -Autor: Rodolfo Herrera Tapia)

La desviación del lenguaje cotidiano, la elisión de artículos y conectores, acompañados por una cuidadosa ubicación de peculiares adjetivos, que muchas veces son sustantivados, se halla al servicio de la cadencia y no atenta en lo absoluto en contra de la espontaneidad del texto.

Por el contrario, la organización textual logra un efecto melismático, sutil capacidad propia de la música de oriente medio y adquirida por el poeta, en sus lindes con la obra de Rabindranath Tagore. De esta forma, penetra en el inconsciente y los esquemas prefigurados por el destinatario. Juega con sus expectativas y le brinda un mundo posible, cargado de belleza y emotividad, el cual se sustenta en un corpus armónico, sucesión de palabras, juego delicado y rítmico.

Su viva maestría va derramando alas, sus suaves creaciones van conformando el día. De cada ayer sacando el don de otra mañana. (Del poema: Tus Manos - Autor: Rodolfo Herrera Tapia)

Su lírica altamente metafísica, demanda al lector romper una primera vinculación con lo inmediato y lo transporta con la sucesión de estímulos auditivos y visuales que se van generando al contacto nítido e ininterrumpido con la palabra. Desde allí, lo nutre y ubica de nuevo en lo común, al desarrollar un tema familiar o afín, un atardecer de la ciudad, un canto a la madre, una alabanza a una gran poeta, loas a la amistad, a nuestras flaquezas y a lo más intimo y acallado, depositando el sentir del lector, otra vez, en el simple interactuar con las voces y sonidos diarios.

En los versos de Herrera Tapia, se consuma de tal forma, una amalgama de lo cotidiano y sensible con un considerable dominio y prolongación de lo extrasensorial, todo ello, al amparo de visiones penetrantes sobre el universo y la materia, su constante cambio, diluirse y el hombre frente a tal maravilla como testigo y relator privilegiado

“el puñado de huesos imantados apuntando hacia el confín del mundo” (Del poema Chile viudo de Gabriela-
Autor: Rodolfo Herrera Tapia)

El poeta en este caso particular, pasa a ser la figura que nos conecta de manera panteísta e intuitiva con aquello que podemos llamar sin ánimos pre-determinantes o naturalistas, esencia, naturaleza, nada y absoluto, cosmos humano fuera de un dogma, de una religión.

Planta un bosque hasta el cielo, forma un huerto hasta el fruto …trata un jardín hasta el aroma Hurgando en el barro primigenio. (Del poema: Poeta -Autor: Rodolfo Herrera Tapia)

El trabajo de Herrera corre a gusto y se imbuye con pericia en tales campos. Cada estrofa, nos atribuye un hálito especial, que nos recuerda ser parte de un todo infinito e inconmensurable, nos recuerda los designios de aquellos poetas y filósofos que forjaron lo mejor de la cultura norteamericana, cuando aún podía hablarse de ella, sin prejuicios, al escuchar el término libertad aparejado. Ralph Waldo Emerson y sus ideas sobre unanimidad y aquel Dios interior y un advenimiento al alcance de la mano del hombre de trabajo, de aquel observador inteligente que sabe convivir con su medio, otro es el anarquista y objetor de conciencia, autor de Walden, Henry David Thoreau: El retiro, la paz interior, la alegría del que vive sin mayor ambición que su propia vida y silencio. En esa unanimidad, se ubica Rodolfo Herrera al momento de construir sus textos y legarnos con amplitud de mente y generosidad una hogar de ventanas y puertas abiertas, pasaje directo hacia una conciencia individual, que no necesita de milagros o mediaciones, solo que la escuchen con igual amplitud e inteligencia.

Altamente recomendado el escritor Rodolfo Herrera Tapia, asentado en nuestra localidad, es un universo poético a descubrir tal como Whitman poetizara:

Quién contiene a la diversidad y es la Naturaleza quién es la amplitud de la tierra y la rudeza y sexualidad de la tierra y la gran caridad de la tierra, y también el equilibrio quién no ha dirigido en vano su mirada por las ventanas de los ojos o cuyo cerebro no ha dado en vano audiencia a sus mensajeros quién contiene a los creyentes y a los incrédulos quién es el amante más majestuoso quién, hombre o mujer, posee debidamente su trinidad de realismo de espiritualidad y de lo estético o intelectual (Del poema Cosmos de Whitman)

Autor: Daniel Rojas

Publicado en: Cinosargo

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.