Header Ads

Semblanzas Profundas: Iris Fernández Ángel


Esta semblanza vamos a dedicarla a la vida y obra de la escritora y gestora cultural, Iris Fernández Ángel, La profesora normalista y poeta, nacida en Ovalle, ligo su vida a las letras, imbuida por un afán de renovación y reforma de su medio, con plena confianza en la voz de los escritores y el llamado que estos tienen dentro del plano formativo, el quehacer social y devenir humano.

En la Escuela Normal “Isabel Bongard” de La Serena año 1965, la escritora, logró consagrar su anhelo, al egresar con un certero axioma como divisa “El educador es la palanca de desarrollo de su país” durante esos años, cultivó, frente y tras el escenario, una rica sensibilidad, despierta a diversas áreas de expresión, no sólo la que provee la palabra.

La escritora destaca su participación en cursos de ciencia, teatro, con énfasis en el manejo de títeres e invención de tramas, gimnasia rítmica, ballet, talleres de manualidad e invaluables charlas con escritores de la generación del 50 como Guillermo Blanco y Enrique Lafourcade.

Ese periodo, que ella recuerda con mucho aprecio, nos retrotrae al pensamiento de “Escuela Nueva”, principios fundantes que se oponen a todo academicismo enciclopedista, coartando el temor a experimentar y a llevar la educación, a un plano más vivencial en que el alumno desarrolla aprendizajes significativos in situ. Estas prácticas, que en Serena eran realizadas en las granjas y dentro del museo antropológico, la traen a nuestra ciudad, a alcanzar un nuevo peldaño en su formación profesional.

El año 1976 se titula como Profesora de Estado en Castellano, en la Universidad de Chile sede Arica y es aquí, donde cultiva de forma prominente, su carrera como escritora y gestora cultural.

Dentro de sus publicaciones se destacan el poemario del año 90 "ECOS DEL NORTE". También de 1990 el libro de cuentos infantiles "PEQUICUENTOS" en Coautoría con su esposo el escritor Nelson Gómez León. En el año 91 también en coautoria, se publica "SIETE VOCES DE ARICA" y Al año siguiente "HACIA UN NORTE" que incluye a nueve Autores destacados de la región, entre los que se cuentan además de la autora a Ana María del Río, José Morales, Nelson Gómez y Luís Araya entre otros. En el 97, figura con un poema en la muestra antológica “ESPEJISMO” del TALLER ALTAMAREA y el 2004, en la selección POETAS EN DICTADURA , del escritor Mayo Muñoz.

También se destaca en su bitácora literaria, el VI Encuentro Internacional de Poetas y Escritores. “Gabriela del Mundo en el 92, el Encuentro Internacional de Poetas, Tarde de la Biblioteca Sarmiento en Villa Dolores, Argentina y el Encuentro “Brisas del Ande y la Sierra”, Organizado por el centro Cultural Teorema y la Universidad Politécnica de Puebla en México.

Logros que demuestran a través de los años, el espíritu progresista de Iris Fernández, quién no ha menguado su labor de perfeccionamiento tanto en el área creativa como pedagógica, pues para ella, ambas dimensiones están íntimamente relacionadas. Ve en las letras un camino y motor de esperanza para la juventud y en los escritores, figuras prominentes, llamadas a mejorar el espacio en que se desenvuelven y bajo el cual, cobijan sus letras.

Diplomada en Comunicación Escrita por la Universidad Católica de Valparaíso, año 1999, Fernández Ángel ha realizado destacadas Ponencias y Conferencias relativas al descubrimiento de América y su impacto en las culturas aborígenes" dentro del IV Encuentro del Mundo de la Cultura, realizado en Coquimbo (año 91) En el 94, participó, en el Encuentro Internacional de escritores, en la ciudad de Chosica, en Perú, presentó un trabajo sobre la Crisis de valores, Educación y Arte, dirigido a profesores de Educación Media y Universitaria. También en Perú, mostró su ponencia sobre La Literatura Chilena, desde los albores de la Independencia hasta nuestros días y asistió a la Conferencia en mesa redonda sobre “Literatura infantil y Juvenil en América y su repercusión en la Educación”.

No podemos obviar al reseñar su labor, el temperamento aguerrido y su función como promotora y artífice de instancias culturales. Oficio que la destaca, al ocuparse de la promoción de sus pares. Bajo su gestión, como Presidenta de la Sociedad de Escritores de Arica (SEA), año 1990 además de la publicación de la revista Raima, se dio origen a una de las instituciones insignes y tutelares de las letras locales. La Sociedad de Escritores de Chile filial Arica, puente con otros centros productivos y difusores del arte en el país, especialmente con el centro y sur. En su cartera, se conciertan recitales en Viña del mar en el Palacio Vergara y en Simpson 7, casa matriz de la SECH. El 2004 además, lidera la postulación del escritor iquiqueño, Alberto Carrizo Olivares al Premio Nacional de Literatura, consiguiendo la adhesión de las municipalidades de Tocopilla y Pozo Almonte, Además de Las Universidades Arturo Prat y República de Los Lagos de la ciudad de Iquique y en Arica, La Universidad de Tarapacá.

En el plano creativo, Iris Fernández posee un talento que se ha consagrado a la poesía, ha probado diversas técnicas, sus proyectos recientes, persiguen la síntesis y concreción del Haiku sin embargo no abandona el cuño del verso libre, en el cual demuestra una cadencia que tiende a la descripción y al juego retórico que azuza y apela de forma directa y sin amagos al lector. Algunos de los recursos: La interrogación y el constante instar a la construcción de imágenes y cuerpos, en un espacio de formas coloridas y sonoras, que se caracterizan por la tensura de ánimo que transita por amplios mundos desolados, ruda belleza presente en yermos vacíos, metáforas de la condición humana, del dolor ineludible, experiencia dilatada, asimilable a la naturaleza, esa fuerza indómita que obsesiona y motiva el apasionado lirismo de la escritora.

Voz premunida del cosmos andino y rural del norte precordillerano, específicamente Combarbala, que algunos señalan tiene por origen la voz Quechua "Cumparpayay" que significa "partir con almadana o martillo", "tumbar violentamente" o bien "venir tumbado" Si este fuera el caso, la etimología se acerca a la intención poética de Fernández, la cual procura impactar con un sinuoso canto, modalidad de hablante que desnuda su más íntimos sentir y pesar, en su caso particular, la poesía no pretende ocultar o diferir el sentido, sino más bien instar a la catarsis directa, zaherir la fisura emotiva del destinatario.

En definitiva, la autora se caracteriza por un alto profesionalismo en el área de la educación, rico prontuario artístico y sagaz oficio como lectora de su tiempo y escritora de posibilidades concretas y proyectos múltiples. El resultado, una vida que ama las letras, tanto en el ámbito personal e íntimo, amparada por esa soledad intrínseca del creador, sin cerrar por ello, las puertas al intercambio de voces y discursos, producto de un quehacer pedagógico y en tal medida, creador. El cual la ha llevado a una apuesta constante y consecuente, hacia si misma y sus pares, profesores y artistas de la palabra, aunados en la cruzada literaria por formar mentes y nutrir espíritus.

Autor: Daniel Rojas Pachas.
Publicado en Cinosargo.

Poemas de Iris Fernández Ángel.

Si la garza es

Si la garza es alba azucena
¿Será la azucena un vuelo hecho flor?
Si la garza es copo de nieve dormido en el sauce.
¿Será la nieve ave de efímero volar?
Si la garza es pez hilado de plata venido del océano.
¿Será el océano constante bandada de alar azulino?
Si la garza es un signo de interrogación mientras duerme.
¿Será el insomnio su respuesta?
O ¿quizás, simplemente,
un blanco bajel en el río de mi sueño?

Destino

El caballo clavó sus tristes ojos
en mis frías pupilas
mas nada me detuvo.
Alcé el cuchillo y segué su pezuña
como el segador, la espiga.
Fijé mi cruel mirada
en la profundidad de su pupila
mas nada me detuvo.
De un solo tajo, desgajé el casco
rosas rojas se fueron abriendo
hasta llegar al infinito.
El dolor, ardiendo, galopó
por las crines erizadas.
La tuza se elongó en cuatro amplias alas.
El caballo clavó sus ojos abatidos
en mis cuencas vacías de ilusión
y creció, creció, creció.
Siete lenguas inflamaron
mi esqueleto enardecido
y me hicieron flama eterna
condenada por los siglos
a abrevar los sueños del hombre
en el charco del crepúsculo.

Tras el vuelo de la garza

Calor
desolación
silencio yermo.
Los cactus resquebrajados izan sus espadines entre el mustio quintral,
Mastico la roja urdimbre
tratando de atrapar la gota amarga y áspera
que mitigue la sequedad del mundo.
Es enero,
la hilera de huesos caprinos gritan ríos secos.
Respiro en desaliento este siglo apocalíptico
que avizoro egoísta, estéril, fatal.
Perdido en las desérticas serranías
un ojo azul borbotea leche transparente y fecunda.
Mi inquieta mirada sigue presurosa
el cristalino hilo que se pierde
en la ocredad del páramo.
Una garza envuelta en algodón azulino
alza el vuelo y blandamente revolotea remontando las alturas,
como feble línea en el cielo.
Traspasó los contrafuertes cordilleranos.
No una, sino miles de gráciles garzas
me saludan alzando sus albos gorjeos.
Los ojos se llenan de verdor.
Amplias praderas, plantíos inconmensurables de dulce caña.
Reminiscencias de grilletes se elevan
desde las espaldas morenas
y una niebla espesa escapa en bocanadas
desde la verde y húmeda floresta.
Cae el agua dulce,
vital y
doliente.

Autora: Iris Fernández Ángel

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.