Header Ads

Delusión


Y conjugada la palabra como el rito y gracia del cual todos bebemos, un aullido partió mi

[nada…

Y la del resto; cobró un cetro y voz de hierro, conquistando hasta la última carencia,

mi carente totalidad, amada inocente, postergada en cuclillas,

debió reclamar el silencio antiguo, la consuetudinaria razón de olvido, también fulminada

[por el rayo.

Ese opaco martirio y pentecostal obsesión.

Ese rellano compartido, lar de corderos, fagocitando al hombre, ladrón de almas, siervo

[atado a la madera y huérfano de río.

La palabra, su cuna, morfina, incensario, tumba, remanso, DIOS, sentido y anatema.

Y en los canales anfractuosos del gólgota hogar de locos,

no pude abrir la multitud como un mar de carne y huesos,

siendo inundado por la durmiente pasión y sopor castizo.

Desde el gozo entero, gradación urgente y medular desliz, debí reconocer el frío golpe

[violáceo,

humillado placer de convertirme en piedra al fondo del saco,

hundiendo al bebé, anegando el sentido, pobre niño mudo, víctima del Aleph.


Autor: Daniel Rojas Pachas


3 comentarios:

Lina Masaki dijo...

Qué precisas son esas imágenes, lo repito, qué hermosas metáforas...
¡Felicidades! Tu link está entre mis más favoritos.

Rey Mono dijo...

Vaya, señor, supuse que encontraría algo como esto en tu blog y sin embargo me has sorpendido; seguiré husmeando, si me permites...

Daniel Rojas dijo...

Gracias por los comentarios Lina y Rey, ambos están linkeados a mi blog.
Rey, subí tu texto de Bioy Casares a Cinosargo, espero no haya problema,

Saludos

Con la tecnología de Blogger.