Header Ads

Rock and Carrollera. AKA: Vernal (poema)

untitled2.JPG


Del Poemario Delusión (año 2007)


Rock and Carrollera. AKA: Vernal.


por Daniel Rojas P.



A Miguel Ángel Asturias y Gertrude Stein.


Espasmos, quejidos, amados roces resuellan la danza tribal.
Es nuestro imbunchen designio:
Tac del toc que toca tac toc
las tac trastocadas mazmorras ventriculares.
Acompasando el canto fúnebre
El salmo alero lero la, lero le la, lelo lalo le, de lechosas lácteo baldosas
de carne hacinada, carbón humano y caucho con tripas ensilladas.
Dan cuarto y trono a Vernal, la bella hermana, amada prima-vera-niega conspira aleatoria en tu regazo, muda, girando en el pozo borrascoso.
Al interior del ser, su ser, la serenidad de seres serenos, serenan la seriedad del otro yo, su hermano enca-de-nado monstruoso rostro
de belleza rosada, quebrada-diza en la cúspide invertida...

La amazónica bestia-tal, tal bestia bestial, cada vez más cadavérica cada vez serpenteando la roca rockandrollera, ruidosa industrial-dustriosa industria.
Duerme restallante estrella rutilante de cortes en zigzag zig zag zag zag gaz gaz giz giz gaz gaseosas olas,
sepultan la rutina del pas pum pis pas pum pis
pasabismo abismal donde reposan los eternos gozadores del gozoso placer
cer cer… ser, ser de nuevo, ser al cruzar genitales lenguas, abrazos abisales...
circuitos de monjes, circulan en circunloquios,
como magos ciclópeos y monacales sobajeos de masajeantes recorridos. Pérfidos, perfectos, pútridos pares, elevando el canto púrpura al purpúreo cielo verdoso, desgastado y la sonrisa de la amarilla estupida-dizante niña amada,
niña traicionera, hada traicionada en la esquina cortina, esquinada arrinconada, desnuda ante el último verso, sujeto a la vía Láctea...
Morbosa lechosa, flecta sus pechos en señal de regadera y extiende generosa sus garras de efímera diosa...
Acaricia el sexo y nace una raza de espectr-os-ales esperpentos.

A su derecha santificada y sobre el resto deliciosa-mente amante, un gato de Cheshire, melindroso gigante para hormigas encerradas, encriptadas, en claustro claustrofóbico; sepultados a miles de kilómetros en su insecto-ivoro mami-carni-omni-voro-paro- parado recóndito, recodo, organizado, erecto órgano orgiástico, que celebra el rito complicado, del colectivo suicidio.
Sucedió así la sucesión de sucesos, la liberación del dharma y la complicación ancestral del karma metafísico…
Medroso repiqueteo filosófico, trágico camino empujando, arrastrando y construyendo un tablero de manos largas. Enredaderas balanceantes-ando el mundo balanceando... tragando bocanadas de guerra y cuerpos enraizados, raíces del reposante rastrillo, de rastros desnutridos y cerebros amasados…
Amasijo de almas en cerebélicas pugnas, cerbéricas sinapsis, can, canas, cana, cañaverales filas comprando geranios, girasoles y sollozos para el festín de tumores enlatados...

En un costado de tu cuello hay una abertura geo-metral-mente falsa, falaz.
Logo-métrica ensayada y las yemas de los ojos jocosos, arden el denuedo
y la estrepitosa chirriante estropeo-ante de chirridos, vidrios rotos vidriosos, rotosos venales, venas biliales de bilis circular, esférica, feerica circunférica, ante un jarrón céntrico, núcleo de habitaciones, cárcel de sentimientos, ocultos, agazapados, periféricos al pensamiento pensado perdido... pasado, Constantemente cambi-ando-ado en la errante ante multiplicidad del vagabundo desgarro…
Garra galante, gargajo gangrena- ante la sien cortada, el corte centímetro a mil y por milimétricos miles de millones, cuelan el filtro humanitario por entre ventanas cubiertas de pelos, peludos pelambres, quietos desganados,
hundiéndose en el sino-hado, maldición condenados, confusos angelicales pitonisos… querubines migratorios, emigrantes de un bosque menos poluto y policial.
Polar polo faz, fáctico polifacétic-o-as desventuras desaforadas, aventuras en que vástagos bastardos, cobijan su metálico vuelo ante el astro rey, padre pater, patriarcal naranja amarga cítrica canica, castigadora ardiente, soñadora máquina de cera encerada, cincelada por esperanzas y cinceles oceánicos…

En rojas tardes entre coloradas cabelleras... encendida cuna de algas y veneno, conspiradoras aleaciones de mudos giratorios y pesadillas encumbradas-hadas hadas hadas as ass ass assssssssss…………….

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.