Header Ads

Semblanzas Profundas: Gastón Herrera Cortés.






Queremos dar inicio a esta segunda etapa de Semblanzas Profundas, refiriéndonos a la vida y obra del escritor, actor y gestor cultural, Gastón Herrera Cortes, nacido en Illapel pero afincado y con una ardua producción literaria y teatral, en nuestra región. Hombre de tablas, cine, radio y televisión, Gastón es histriónico y versátil, dueño de una voz profunda e inconfundible, la cual acompaña su quehacer artístico.

Como poeta y prosista, ha estado frente al público en calidad de autor, interprete y maestro de ceremonia, lo cual nos lleva al otro rostro de su decir cultural, el que da importantes pasos tras bambalinas operando como director y productor de montajes, dirigente de imprenta y además, editor de revistas literarias, entre ellas, la conocida Cazuela.

Ha impulsado a su vez, fecundos ciclos de cine como funcionario del departamento de arte y cultura de la municipalidad de Arica, gestó por un largo periodo tertulias literarias en la casa del arte, generando un espacio para el diálogo y el encuentro de escritores (sobre las cincuenta reuniones), ha llevado a termino performances que involucran a la comunidad, murgas y pasacalles, construyendo así, un extenso currículo de hitos, que no podríamos desgranar en una sola semblanza, pues se trata de más de cuarenta años ininterrumpidos, al servicio del arte en todas sus facetas, como autor o difusor, reconocido por sus pares y con el cariño del publico, tanto a nivel local, nacional e internacional

Sin embargo, procuraremos hacer honor a sus méritos, destacando primeramente, el aprecio y reconocimiento que hay por él, no sólo en nuestra ciudad y en el país sino en el extranjero, principalmente en el cono sur, pues hay un largo periodo de su carrera que el desarrolla en Argentina, cerca de once años, entre la capital trasandina y Mendoza.

En ese periodo que vivió fuera del país, posterior a sus estudios en la universidad de Chile, da también, numerosos y fructíferos pasos por el Perú. En la vecina región, integra compañías de actores como Histrión y realiza cursos de especialización en Lima y Arequipa, en el sector de río de la plata en cambio, se destaca su trabajo en prensa, televisión y radio, sin abandonar las luces y tablas, de hecho, combina esta disciplina con los mentados medios de comunicación, impulsando espacios para la difusión de actores y obras. Se destaca el programa “Misceláneas Teatrales” en 1966 en Radio Nacional Argentina, lo cual le vale premios e importantes menciones.

No hay que olvidar de todas maneras, su faceta literaria que es la que nos llama. La lírica, la cual lo acompaña desde la adolescencia, le vale también en Argentina, un premio de poesía joven, empero, sus inicios en estas lides, los dio en su liceo en Santiago, al formar y dirigir un pasquín literario llamado Alsino.

Desde ese primer atisbo, Gastón Herrera ha cosechado innumerables frutos, producto de sus publicaciones. Es miembro de la Sociedad de Escritores de Chile, creo y dirigió la revista sopa de letras y actualmente dirige la revista La Cazuela a la cual dio inicio en el año 2000 y que a la fecha, alcanza su edición número treinta y tres.

Esta inquietud por promover las letras a través de publicaciones abiertas a los autores, alude a un deseo de juventud del autor. Ante la dificultad de encontrar espacios en la cultura, sobre todo cuando se es un neófito, surgen sus gestiones, que claramente nos hablan de pluralismo. Él mismo confiesa haber sufrido la repulsa y necesesidad de un medio para dar a conocer y difundir su obra. Por tanto, La Cazuela cumple ese sueño y otorga a los demás, la tan preciada ventana. Al respecto añade, nuestra revista nunca va a censurar o discriminar a sus colaboradores, no tocamos, ni una coma del escrito. El único requisito que hay en ella, es la calidad y el respeto al lector.

Suma de características que se reflejan claramente en el título de la publicación, una preparación en la cual encontramos de todo, ricos ingredientes en una sabrosa mezcla. Visión que para nada se desdice de una línea editorial punzante e incisiva que tiene como principal fin, remecer la pasividad cultural. Gastón declara en el relanzamiento de la revista, no tener enemigos pero tampoco ser un mudo testigo de aquellos que atentan por acción u omisión en contra de la cultura y quienes la cultivan.

La Cazuela es sin duda, un valioso foco de recepción y difusión de la producción local y un trampolín para autores de todas las edades y experiencia, a fin de que accedan a otros espacios y comunidades de lectores, fuera de la región y el país. Ahora, con su versión en línea, La Cazuela puede ser leída y descargada, lo cual aumenta su posibilidad, de llegar a una comunidad global.

En otra cara de su rol como autor, la de poeta, Gastón ha presentado los libros, Palabras al viento en el 2000, Ansias y Olvido en el 2004 e Introspecciones en el 2006, este último, en una bella edición artesanal que la hace un objeto artístico elaborado íntegramente a mano por el autor, cien ejemplares numerados, en el cual se da por medio de 63 poemas un recorrido por 63 años de vida. El lanzamiento de este fue acompañado por un happening íntimo y rodeado de todas las disciplinas que mueven su pluma. Música, pintura, danza y teatro. Simbólico acto en el cual el mismo escritor retrataba su nacimiento y el de su lírica, la cual emana de su sangrante pecho desmembrado por sus propias manos a fin de darlo a conocer al mundo. Gastón ha participado además en numerosas antologías destacamos: Poetas en dictadura de Mayo Muñoz y NeVa homenaje internacional a Neruda y Vallejo la cual además prologa.

En cuanto a la voz poética de Herrera Cortés, podemos decir que es directa, sencilla, apela a la emoción descarnada en todo sentido. Hacen gala en sus versos, el amor, el miedo, la opresión y libertad sin adjetivos o decoraciones innecesarias. Pues no es su deseo deslumbrar, persiguiendo al lector de elite. Muy por el contrario busca retratar la pasión por la vida y el dolor inherente que nos lleva a crecer. Hay mucha musicalidad y dominio de tópicos clásicos que contrastan con lo vivencial y mundano de las comidas, las relaciones de pareja, el erotismo, el paso del tiempo y las problemáticas del hombre común. Otros temas son la apreciación que su ojo sensible hace de los elementos del mar, el campo y ese espacio bucólico de esperanza.

En Narrativa en cambio, Gastón ha cultivado el microcuento, pasando por el relato breve hasta llegar a la novela, en este último escalón, descansa una pieza inédita y generacional que aún espera final y promete entregarnos. Sin embargo, vamos a referirnos a La Espera “cuentos para solitarios” del año 1998. Un compendio de relatos breves que tienen mucho de la propia vida del artista, algunos en forma epistolar otros bajo la modalidad clásica del cuento, a través de ellos, trabaja temas a la luz del surrealismo y los finales inesperados. El sueño y lo psicológico se hacen presente, matizando y encubriendo la experiencia diurna. Recuerda en el manejo de la historia y el diseño de la situación, al trabajo fílmico que hizo Buñuel en su etapa francesa, en películas como: El discreto encanto de la Burguesía y Belle de jour. Hay que destacar además, entre todas estas historias, el cuento que da título a la obra, la pieza homónima fue premiada y solicitada para ser filmada. Otro hito que el destaca es ser considerado por su amigo, psicólogo y escritor Oscar Ochoa quien le dedica el monólogo teatral “Diatriba de un hombre muerto” o “Gastón herrera ensayando Ricardo III de Shakespeare” cuya representación, a fin de cerrar el circuito esta pendiente.

Sin duda Gastón Herrera es un digno cultor y representante de nuestra región, un escritor con mucha experiencia que tiene definido su panorama creativo y una intención en lo estético y creativo que el mismo reconoce como un desafió vital. Para él, el acto de crear en todas sus dimensiones y áreas, ya sea en la actuación o la literatura, no pondera como máximo y culmine la genialidad espontánea sino el cultivo constante y comprometido, una labor existencial agotadora pero necesaria, para romper las barreras que se imponen a la comunicación y al reconocimiento personal y del otro.

Autor: Daniel Rojas

Muestra de la obra de Gastón Herrera Cortés.

DESCUBRIMIENTO

Recién al sentirse húmedo y abandonado en el suelo, el puñal se dio cuenta que había transportado a la muerte.

DEL LIBRO "INTROSPECCIONES"

III

Por la escalera baja una ausencia, el sexo juega con algarabía en el cuarto de arriba.

IV

A la medianoche saldré a buscar cofres de entierros maravillosos. Al amanecer un rayo irónico de sol se posará sobre mis mejillas.

VII

Los pedruscos del camino bailaban, saltaban, se disparaban impulsados por tus zapatos inconscientes, El viento peinaba arpegios de velocidad en tu pelo, las lágrimas secas por el viento de la huida eran reemplazadas por nuevas. Mientras tanto, yo bebía un vino aterciopelado analizando las implicancias de un adiós.

Autor: Gastón Herrera Cortés


No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.