Header Ads

Piedad.


Rencor-

misericordia-

calma,

el rictus flagelante de tu boca,

tras la barra, en su cajón, la hembra-fulgor desatado,

apagada histórica, tiñe su monolítico perfil,

la impostura de la carne, los pliegues de cuanto ante-paraíso, corre “minusválido”

y la esquina, tanta esquina en este globo informe,

consume, embriaga y saluda la sombra,

la madeja ingenua, sangrante, virgen.


Autor: Daniel Rojas Pachas.


2 comentarios:

lanobil, dijo...

Te felicito por el poema, tan apocalíptico como sugerente.
Un saludo y espero que puedas visitarme.

Daniel Rojas dijo...

Gracias por tus palabras, me daré una vuelta por tu blog...

Con la tecnología de Blogger.