Header Ads

Exhumar.


Roto el contoneo celeste,
la galaxia de navajas en saliva
y los truenos, que abren el brazo,
la verbal cima de quijadas,
acogen y amamantan
como madre y cemen-terio,
al último de la especie.
Esta raza, que humana se dice,
en cuidado del dolor, sólo respira,
gracias a ese niño,
con rostro de elefante.
Manuscritos en lodo,
penden bajo
su mamífero pie,
cuna de aves y quebrados dientes.
Épocas en agonía, des-paginadas, se martillan y suceden, van pariendo
la cosmogonía láctea,
la cruzada de mil cruzadas,
líneas paralelas y esporas luminarias.

Autor: Daniel Rojas Pachas.



No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.